Rodia216

Hoy recordé a una vieja, muy vieja, que decía que los mejores escritos que tenía eran cuando yo estaba deprimido..

Siempre pensé que era falso; pero nunca pude comprobarlo. Ahora, que una vez más mi alma se acongoja, se estruje mi corazón y mis sueños se esfuman, no puedo dejar de pensar en su expresión pálida y burlona, como el fantasma que siempre aparece para recordarme mis desgracias.

Pues bien, todo indica que he vuelto a ser abandonado. ¿Cuántas veces se repetirá? El eterno retorno ahora parece ser el Uróboros del dolor permanente.

A veces pienso que, en mi demencia, todas ellas forman parte de la conspiración macabra. No pueden con su miseria, y se dedican a jugar como si yo fuese su propiedad.

Me dan asco. Tú y todas las de tu calaña. Si para satisfacer tu ego y su placer tengo que sufrir, hace falta aun más cosas. Tú y tu estirpe me enseñaron a vomitar mi propia sangre después de devorarme. ¿Qué más puede hacer mi mente para expulsarte?

Notar que, por muchos arreglos que te pongas, serás una vieja muy vieja, que nunca dejó de estar muerta cuando me fui de su insulsa vida.

Anuncios