Stella

No puedo creerlo. A mi edad, y volviendo a creer en el amor. Es un pecado.

Nunca creí que pudiera volver a sentir ese temblor en la rodilla derecha, justo cuando camino. Ciertamente, buscaba un pretexto para verle, y ahora llegó sin pensarlo .Resulta que es como un alma perdida en mi mente. Sí: he vuelto a caer. Sí: las estrellas vuelven a seducirme.

He leído la compatibilidad zodiacal muchas veces. La he repasado, y según los arcanos, esto simplemente es imposible. Que aire y agua son inmiscibles. que lo racional no se mezcla con lo sensible.

Y lo peor de todo es como si se repitiera una historia bastante añeja, como cuando todo empezó. ¿Será acaso sólo una ilusión? Si no me conociera a mí mismo, diría que no. Tengo miedo de sufrir de nuevo, y caer ante su belleza. Una belleza que supera lo mundano y material y se proyecta en lo etéreo.

Sí: a veces me da por pensar que en vez de ser Piscis debería llamarse PSIcis, por la dualidad onda-partícula, por las dualidades de dos peces que se contrarian.

Ah, ¿por qué, por qué?

Anuncios