Cuantización

Y a veces me pregunto

a donde voy con todo este movimiento.

Si me dejo llevar por los operadores,

seguramente me llene de pseudodiferenciales.

Si me dejo llevar por las trayectorias,

entonces puedo estar en muchos lugares,

y sentirme omnipresente a cambio de

renunciar a mi unicidad.

Si, en cambio, me vuelco sobre lo clásico,

en donde corren los flujos y las conservaciones,

y me dejo llevar por las deformaciones,

es probable que deje de ser abeliano,

pero al fin soluble.

Si tan sólo la equivalencia fuera también

física y no sólo matemática…

Anuncios