Vengan

¡Vengan gusanos, vengan!

Vengan mientras mi carne aun está fresca.

Coman todo mi ser,

coman inclusive mis recuerdos.

Y cuando hayan acabado,

no me arrojen en la tierra,

no me regresen a este lugar de sufrimiento.

¡Vengan, gusanos!

Tomen mi sangre y derrámenla por todo su cuerpo.

Escojan de mí lo que no es informe,

lo que aun no ha sido llevado al Hades.

Coman, amigos, sacien su hambre y su sed.

Apodérense de mi casa, de mis libros, de mis atardeceres.

Tomen todo lo que algún día fue mío,

desde el rojo fulgurante hasta el dolor primero.

¡Vengan, malditos seres del noveno círculo!

¡VENGAN…!

Anuncios