Vacui profundis

Ayer fue el último parpadeo

en el que mis pupilas capturaron

la imagen perfecta de la pérdida;

hoy, resbalaron por tus mejillas

las últimas gotas de mí

y las primeras de mi renacer,

añoranza que espera con sigilo

mi vida después de la vida.

Mis poros fueron traspasados

por esa implacable esencia…(milagro o castigo)…

tan pura…

He logrado transigir,

trasgredir

y permear la conciencia,

inundando de luz y sombras las cornisas,

sofocando con fuego las pasiones,

subyugando con frialdad y muerte

el jardín íntimo de mis recuerdos.

Si permito que contemples

mi mirada profunda,

mi sonrisa apacible,

mis sollozos sutiles,

mis suspiros perennes…

es porque hoy no hay nada

que pueda apartarme

de ese etéreo universo conmovido,

ese Aleph que es tu alma…

que destruye al vacío profundo…

que yacía en mi ser.

Anuncios