Tu horrendo sabor (Acróstico de una noche inválida)

Te pruebo otra vez.

Un sabor amargo invade a mi gusto.

Humo y sombras…

Olor ocre y calor subterráneo.

Risas ahogadas por el llanto.

Risas que ahogan mi llanto y saliva,

Enclavadas en la espera del sol.

Nada pasa. Nada cambia.

Desliza tu sabor por mi piel.

Olor, sabor óxido, ocre y ciudad.

Sólo soy yo,

Arrastrándome otra vez en tu sabor.

Buscando, buscándome en tu ser

Otra vez, hasta que el aire me

Redima de todos mis pecados.

Anuncios