Soundless in the middle air

Preferible guardar silencio

a precipitarse entre los sonidos;

mejor esperar el estruendo fugaz

el resplandor…

…que pronto va a desvanecerse

y luego…

-ya no puedo escucharte-

ni mis lamentos,

ni tus latidos,

solo permanece un tenue

pero agudo silbido…

-ya no puedo ver-

ni mi reflejo,

ni tu silueta,

me envuelve celosamente

un entorno sombrío

-ya no puedo sentir-

ni mis lágrimas,

ni tus mejillas,

me penetra ávidamente

el eterno vacío

-ya no puedo oler-

ni mis humores,

ni tus rosas blancas,

se filtra la nostalgia

de los aromas malditos

-ya no puedo degustar-

ni la dulzura de tus labios,

ni la sal de mis manos,

la percepción se reduce

a un gélido sopor

Ahora…soy NADA

Anuncios