El proyecto (Alea jacta est)

Y te imagino dándome miles de razones para creerte. Mis dedos aun guardan el calor de tu cuerpo, pero lentamente ceden ante la ley cero… Te veo de nuevo, con tu risa que da miedo, tratando de conmoverme, tratando de ganar de nuevo mi favor.

Pero esta vez no hay confianza. Sólo quiero escapar. Si pudiera, al menos, volar como los caracoles y quemar mis navíos… SIn embargo, ya nada queda. Mis alas están rotas, y mis sueños se esconden en un sillón mullido dentro del cuarto.

Me resoplas cual viento insinuante tu proyecto. Me abstraes del sanguiñolento atardecer, de la amenaza de lluvia, de las prisas sin sentido. Tomas todos mis argumentos, y otra vez los destazas, los manipulas, los separas en su fenotipo y su genotipo. Los desarticulas, los cortas… les quitas el sentido: los despojas de toda razón de ser.

Me impones una vida, una muerte, toda tu cosmogonía. Y yo, absorto de nuevo en tus ojos, digo que sí, aunque con ello me niegue a mí mismo.

Tarde…

Ahora es tarde. Así como los atenienses en Termópilas… traicionados, hundidos en el mar de las pasiones.

Tarde, ahora es tarde.

El Proyecto ya está en juego… Alea jacta est…

Anuncios