Maramargo

Micciono sobre toda la razón.

Acciono el botón del placer corrupto y sin sentido.

Resoplo en tus insignes corrientes de dolor.

Aplaudo la crítica estúpida, la farsa incompetente.

Micciono sobre ese autoritarismo que emerge

Ante mis ojos incrédulos.

Recorro todo tu sueño, banal o pueril,

Gozando por cada día que pierdes en la ribera.

Oteo de nuevo el sol matutino…

Anuncios