La gente simple.

Hace ya mucho, pero mucho tiempo, alguien me dijo que era una persona muy complicada. Que me hacía yo mismo la vida muy difícil, que siempre tenía algo de pesimismo en mi hablar.

Debo admitir que eso es cierto. Muchas veces envidio a aquellas personas útiles, las verdaderamente útiles, aquellas que, sin más, trabajan de sol a sol sin mirar nada más. Es difícil ser, como dice Cabral, una gente simple… Y sí, yo soy complicado…

Anuncios